miércoles, 26 de julio de 2017

Carta a mi querido abuelo Carmelo


Queridísimo abuelo Carmelo: 

El lunes te fuiste al Cielo. Estaba la mamá abrazada a ti en el hospital y le dije que fuera a comer algo, que se iba a desmayar. Salió ella por la puerta, y mientras me quedé contigo mirándote, te fuiste al Cielo a mi lado, con tu último suspiro. Tenías las manitas tan frías...

Abuelo, no sabes lo mucho que te queremos. Doy gracias a Dios por haber tenido un abuelo como tú, el mejor del mundo.

Me muero de pena de acordarme todos los veranos junto a ti y a la abuela, y todos nuestros domingos, sagrados, de comida familiar. No me quería saltar ni una, porque me encanta estar con vosotros. 

Has dado tu vida entera por mí, por mis hermanos, por mamá y por la abuela. Tenemos tanto que agradecerte...

Estoy aquí en mi habitación mirando la mesa de estudio que me construiste. Te dije "abuelo, no tengo dónde estudiar", y tú me dijiste: "te voy a diseñar la mejor mesa para ti". 
Cuando llevaste los planos al carpintero, él te dijo que jamás le habían llevado unos planos tan bien hechos. 
Cuando vi la mesa montada, me encantó. Me dijiste: "La mesa la pensé alta porque tú vas a ser muy alta. Esta madera es buenísima, además te he puesto este enchufe para que puedas usar el ordenador, y esta luz indirecta para que no te de en los ojos, estas bombillas son buenísimas, te durarán muchísimo".
Y es verdad abuelo, las bombillas aún no se han apagado después de tantos años. Así eres tú, siempre dándonos lo mejor a nosotros. 

Me acuerdo cuando estuve tan triste que no quería ir al colegio, y tú me dijiste: "Yo te llevaré. Todos los días te recogeré". Y todos los días madrugabas mucho, te tomabas tu café y venías a por mí en el coche, y me llevabas hasta Paterna para que no me costara tanto. Y yo tenía mal humor por las mañanas y pocas ganas, pero tú cantabas todas las canciones de la radio que te sabías. Eres tan alegre y tan bonito...

Siempre estabas sonriendo, dando ánimos a los demás, haciendo tus bromas. Siempre te prestabas tú a echar una mano por mal que te encontraras. Hace nada le estabas diciendo a mamá que le ibas a hacer tú la declaración de la renta y eso que no podías ni andar del dolor. No hay nadie como tú.

El otro día Juan, el mecánico se enteró de que estabas tan malito. Y le dijo a la mamá: "Dale un abrazo muy muy grande a tu padre de mi parte, porque muchas personas pasan por aquí y es como si no estuvieran, pero tu padre es de esas personas que deja huella, es especial." 

Abuelito mío, dejas huella allá donde vas porque eres maravilloso. Tenemos la casa llena de arreglos tuyos. Y la casa del pueblo, también. Te recuerdo sentado, mirando la chimenea del pueblo, "en la silla de pensar", como dice la abuela, maquinando cómo ibas a dejar la chimenea. 

Eres muy trabajador, muy legal, muy honrado. El mayor de 9 hermanos. Hoy estábamos comiendo con todos ellos y ha sido como estar contigo. Son como tú, cantarines, alegres, graciosos, bromistas, comilones y con ese acentillo de Navarra.

Cuánta gente me ha dicho: "¿Sabes que tu abuelo me dio clase? ¡Era mi profesor favorito! ¡Nos contaba muchas cosas de Estella, su tierra!"

Abuelito, dejas huella. También eres mi profesor favorito. Me acuerdo de lo poco que me gustaban las matemáticas, y a ti se te daban tan bien... Cuántos veranos hemos pasado juntos, haciendo ejercicios de mates! Dedicabas muchísimo tiempo a enseñarme y a inventarte ejercicios para que yo pudiera aprobar. Gracias por todo el tiempo que me has regalado, abuelo.

Gracias por tus regalos de Navidad, por tus cosquillas, por tus bromas, por enseñarnos tantas cosas, por tu sabiduría, por ser tan bueno con nosotros, por todo el amor que has entregado a la familia. Te quiero tanto abuelito...

Has ayudado tanto a la abuela! Cuando ella se quedó un mes en coma, tú ibas todos los días a hablarle. Te decían: "¡Carmelo, estás loco! Ella nunca despertará" 
Pero tú, siempre tan positivo, decías "Sí lo hará. Ella me escucha desde el subconsciente, me escucha." Y tenías razón. La abuela se recuperó gracias a tu amor y nos disteis miles de días felices más. Cada domingo nos cocinabais un banquete digno de una boda. Salíamos rodando abuelo, cada vez que llevaba a una amiga, la pobre no podía ni con el primer plato. Los mejores chef del mundo son mis abuelos Tere y Carmelo. Abuelo, tu gorrín asado, típico de Navarra, es lo más rico del mundo.
Le hacías mil recados a la abuela para que ella no se cansara, aprendiste a cocinar por ella. Bailabas con ella en el salón, le decías "Tere, no sabes cuánto te quiero" y a la abuela le salía una sonrisa enorme. 

La abuela siempre nos habla orgullosa de ti, la tienes enamorada perdida. Nos dice "El abuelo es muy inteligente, tiene una cabeza que pocos tienen. Y un corazón aún más grande, se desvive por los demás. Antes que en él, piensa en vosotros sus nietos, en su hija y en mí. Tu abuelo me emociona"

La abuela está muy triste sin ti. Estábais todo el día juntos. En cuanto salías de casa la abuela ya te echaba de menos, te llamaba por teléfono y te decía "¿Cómo vas, cariño?"
Me encantaba veros tan enamorados, me alegraba mucho el corazón. 
Hace poco recé con ella, me lo pidió porque estaba triste. Y es que estáis sincronizados abuelo, cuando uno ingresa en el hospital, el otro también. Los médicos dicen: "¿Quién tenía envidia de quién?"

¡Cuántas aventuras tuyas les he contado a mis amigas, que cuando te veían era como si te conocieran! Ellas también te quieren y hoy en el funeral han estado apoyándonos. Ha sido precioso que vengan tus hermanos desde tan lejos para estar aquí. Y todos nuestros amigos, familiares... Mil gracias por venir a este día tan especial. Se ha ido una persona súper importante de nuestra familia.

Abuelito mío, no puedo ni ver la de vídeos que tengo contigo, siempre riéndonos. Tengo fotos de cuando estábamos mirando nuestro color de ojos. Los tenemos iguales, verdes y con pequitas. Mis ojos vienen de ti. Pero tú decías: "Bueno, pero los míos son más bonitos" 😊
Lo son, abuelito, lo son.

Hace nada te iban a dar el alta en el hospital y yo te daba la mano y tú me sonreías con tu típica sonrisa llena de cariño. Gracias abuelito por sonreírme siempre así. 

Me acuerdo cuando de pequeñas Rocío y yo nos quedábamos a dormir en vuestra casa. Veíamos pelis juntos y la abuela decía que a ti te encantaban las pelis "de monstruitos" y que a ella le gustaban los dramas. También veías los dibujitos con nosotras y te reías. Cuando te reías todos nos reíamos porque tu risa es contagiosa.

Tenemos tu iPhone 6 plus en el salón lleno de recuerdos y de fotos de tus recetas. Y es que así eres tú: 81 años, y siete páginas de aplicaciones. Moderno como tú solo, apañao, espabilado. Sabes tú más de ordenadores y tecnologías que yo, abuelito.

Tienes a la familia muy triste. El tío Pedro Jesús, tu hermano favorito, está destrozado porque te echa de menos. Todas las semanas, pese a la distancia que os separa, hablábais por teléfono. Nos has contado tantas aventuras con él, y siempre empezaban así: "Íbamos Pedro Jesús y yo..." 
Qué bien os lo pasábais juntos. Hoy en la comida me he acordado mucho de ti porque te habría encantado estar con todos tus hermanos. Yo creo que tú estabas allí con nosotros.

Abuelo, quiero darte las gracias también porque cuando murió papá, estábamos tan destrozados que la abuela y tú veníais a ayudarnos CADA DÍA a casa. Cada día abuelo. Nos habéis ayudado cada día. Hay cosas en esta vida que no se pueden pagar con nada. Tu amor vale oro. Querías tanto al papá... Siempre os reíais juntos y decías que el papá era muy buen hombre y que lo pasaste mal cuando nos dejó. Espero que en el Cielo él te haya recibido y te haya dado un gran abrazo. 

En el hospital el fisio que te atendió había sido alumno tuyo hacía muchos años. En seguida te reconoció "¡Pero si es Don Carmelo! ¡Qué alegría más grande!" 
Él te estuvo hablando largo rato y tú apenas podías hablar pero asentías con la cabeza y le sonreías. Tus alumnos siempre se alegran tanto de volverte a ver... Seguro que él se siente afortunado de esa última despedida.

Hiciste de tu casa una obra de arte. El papá te ayudó a poner el parqué y tú hiciste mil apaños más, para hacerla más acogedora. Y además colgaste esos cuadros tuyos tan bonitos. ¡Eres un artista! Nadie pinta mejor que tú! Tengo fotos de todos tus cuadros y los enseño súper orgullosa. Una vez me contaste: "De pequeño, en clase, dibujé una vaca. Y tenía la cabeza cuadrada y los niños se rieron de mí de lo mal que pintaba. Así que me lo propuse: voy a pintar bien. Y empecé a pintar al aire libre óleos, y poco a poco entendí la importancia que tienen las sombras y las luces. Y la importancia que tiene perseverar"
Te convertiste en un artista, ganaste algún premio, y vendiste muchos cuadros. 
Y es que todo lo que te propones lo consigues abuelito. Tú me enseñaste a ser constante en la pintura. Tú siempre me apoyabas y me decías que siguiera pintando, que tenía talento. A ti te encantaba cuando te mandaba a tu iPhone mis nuevos dibujos. Tú siempre me apoyabas en todo, le decías a la mamá: "Irene es una chica muy inteligente, mucho." Gracias abuelo.

Y cómo no voy a hablar del amor que le tenías a la mamá, tu única hija, a la que tanto has querido y mimado. La mamá se siente afortunada por haber tenido un padre como tú. Se ha podido sentir amada y cuidada. Ella te quiere muchísimo y no puede dejar de pensar en ti.

Abuelo, tengo muchísimos WhatsApps tuyos dándome ánimos, celebrando todos mis aprobados de la carrera. Un audio de la abuela y tuyo cantándome cumpleaños feliz. Son muchas cosas buenas tuyas abuelito.

Gracias abuelo por haber entregado tu vida a nosotros,  por todo el amor que nos has dado. En el Cielo te tendrán guardado el mejor puesto por todo lo que has hecho, yo soy testigo y así lo pienso.


Abuelito, queridísimo abuelo Carmelo, te quiero tanto que jamás te olvidaré. No dejaré de dar gracias por haber tenido el gran privilegio de ser tu nieta, me siento la persona más afortunada por haberte tenido tanto tiempo tan cerca de mí. Yo sé que si aquí nos cuidabas como príncipes, desde el Cielo nos vas a cuidar como reyes.


Te quiero abuelo, muchísimo, 

tu nieta mayor,


Irene Vila

martes, 11 de julio de 2017

¿Qué es estudiar a distancia? Experiencia personal en la UNED

No sé si por accidente o qué, borré la entrada sobre mi experiencia personal estudiando a distancia la carrera de Psicología con la UNED: La Universidad Nacional de Educación a Distancia.


¡Y es que era una entrada de las más leídas! Constantemente la gente me pregunta si vale la pena, si es de fiar, si es difícil, si es cara... Así que os he hecho un vídeo para contestar a las preguntas más frecuentes y también contaros un poco por escrito.



Por cierto, la carrera de Psicología es una carrera de Ciencias de la Salud! La gente se confunde pensando que es algo tipo Filosofía y de letras. No, la Psicología se ha convertido en mucha investigación y método científico y pertenece a la rama de Ciencias de la Salud.


La UNED tiene su sede en Madrid, pero tiene muchos centros asociados por las diferentes comunidades de España. Incluso tiene centros en el extranjero por si estás estudiando allí y quieres hacer el examen allí y así no tener que desplazarte a España.

Con esto quiero decir que para hacer los exámenes a distancia, debes hacerlos en tu centro asociado. Por ejemplo, yo que soy de Valencia, tengo que ir al centro asociado de la UNED que está en Calle Casa de Misericordia.

En mi opinión, estudiar a distancia es mucho más difícil que estudiar en la universidad presencial porque tienes que leerte tú solo libros enormes, organizarte todo el curso tú solo, no tienes clases donde el profesor te da todo masticado, tienes que ponerte a estudiar (que también es difícil), encontrar hueco para tu estudio, no rendirte, no tienes el típico grupo de amigos de la universidad presencial, y hay asignaturas que son realmente difíciles de entender sin ir a clase.

Si estáis pensando en la opción de cambiaros de la presencial a la UNED, no lo recomiendo. Me dicen que el tema de convalidación de créditos está difícil. Pero todo es preguntar. Aunque mi recomendación es que si empezáis a distancia acabéis a distancia y que si empezáis presencial acabéis presencial.

Los exámenes se hacen en el centro asociado. Hay dos semanas de exámenes: Una en la que todos exámenes son por la mañana, (para gente que trabaja por la tarde) y otra en la que todos los exámenes son por la tarde, para aquellos que trabajan por la mañana. Si tienes total disponibilidad como yo (mañana y tarde), puedes dividirte los exámenes en las dos semanas y así ir menos estresado. Puedes hacer por ejemplo dos exámenes por la mañana en la primera semana y tres por la tarde en la otra semana. Tardan bastante en corregirlos, pero a la semana salen las plantillas para que te los corrijas tú.

Casi todos los exámenes de la carrera son tipo test, menos algunos de cursos más avanzados. Para mí esto añade dificultad, ya que pienso que los de desarrollo se me dan mejor y puedes sacar más nota. En los de tipo test los errores cuentan! Os recomiendo contestar solo a las preguntas que sabes seguras y a las casi seguras. A las demás, mejor no jugar a la quiniela.

Una pregunta que me hacéis constantemente: ¿Cuántas horas de estudio al día son necesarias para sacarse la carrera? Es una pregunta que no puedo contestar porque depende de vuestro ritmo de estudio, de la nota que pretendáis sacar, de lo eficientes que seáis. A mí me cunde mucho cuando me pongo a estudiar pero hay otras personas que necesitan más horas. En mi opinión, si eres eficiente, con un par de horas al día está bien si no aspiras a sacar todo matrículas de honor (si solo quieres sacarte la carrera). Con cuatro horas al día puedes sacar muy buenas notas. En temporada de exámenes, por supuesto hay que echarle muchas más horas, seis al día mínimo. Yo empezaba a estudiar los exámenes con mucha antelación porque el temario de la UNED es largo y extenso.

Mi recomendación: Leeros los libros de la UNED con mucha atención, haceros vuestros propios resúmenes en donde salga todo pero menos tediosamente. Súper importante hacer exámenes de años anteriores, porque se repiten muchas preguntas y te pueden salvar un examen. Y hacer todos los trabajos, aunque sean voluntarios.


Otra pregunta muy repetida: ¿Y no vas a clase?
No, no voy a clase. La UNED imparte en el centro asociado unas tutorías, una tarde a la semana durante unas 5 horas para aclarar dudas y dar un poco el temario. Pero son totalmente voluntarias. Si tienes tiempo te recomiendo ir, pero yo no tenía tiempo, así que iba a las dos o tres primeras tutorías y luego dejaba de ir. Me servía un poco para introducirme en cada asignatura y que los profes me contaran los objetivos.

También cuentas con otra ayuda que es la plataforma ALF, donde tienes foros en los que puedes preguntar dudas a los profesores, compañeros, saber las fechas de exámenes, por dónde deberías ir ya de avanzado con el libro, trabajos, etc. Recomiendo estar atentos de esta plataforma y meterse casi todos los días para mantenerse informado.

¿Dónde conseguir los libros? La verdad es que son carísimos, añaden más de 300 euros a la matrícula del curso. Puedes comprarlos en la librería de la UNED. Pero mi recomendación es que los toméis prestados de la biblioteca de vuestro centro asociado, los pondréis tener una semana en vuestra casa y hacer resúmenes y hacerles fotos. La pega es que a veces un mismo libro se lo puede haber llevado todo el mundo y ya no quedar ninguno en la biblio.

¿Es caro estudiar a distancia? No especialmente. No me parece una universidad cara. El curso entero de Psicología, sin contar con los libros, me costaba unos 500 euros. Me costaba la mitad por ser familia numerosa, así que cada curso cuesta unos 1000 euros. No es caro, hay universidades mucho más caras. Puedes pagarlo de golpe o en dos tandas.

¿Puedes coger solo unas pocas asignaturas o es obligatorio coger todo el curso? Puedes coger las asignaturas que quieras, como si quieres estudiar solo una.

¿Haces amigos en la UNED? Sí, al final siempre coincides con los mismos en las tutorías o en los foros de tu centro asociado. Además la UNED tiene preparadas actividades y excursiones. Quieras o no, harás algún amigo, pero no es como en la presencial que os veis todos los días, además en la UNED hay personas de todas las edades, la mayoría son personas con trabajo e hijos que no pueden permitirse ir a clase todos los días.

¿Recomiendo la UNED? Sí, me parece una buena universidad. Pero hay que tener en cuenta la dificultad que conlleva estudiar a distancia. Muchos se matriculan pensando que va a ser fácil, y no lo es.

Si estás pensando en estudiar a distancia, la cuestión es probar. Por mucho que leas experiencias, la experiencia de uno mismo es la que más cuenta. Prueba a apuntarte y estudiar dos o tres asignaturas, y si ves que puedes llevar ese ritmo, continúa. Y si ves que no, pues lo dejas. La clave es sacarle tiempo y tomárselo en serio.

¿Las asignaturas más difíciles de Psicología?
A la mayoría de los Psicólogos se nos ha atragantado Análisis de Datos, Psicobiología, Psicología del Aprendizaje, Neuropsicología, Diseños de investigación, y en general todas las asignaturas de estadística avanzada. (A estas asignaturas hay que echarles muchísimas horas y hacer muchísimos ejercicios)

A mí me ha gustado la UNED pese a su dificultad. Además también tiene cursos de idiomas y otras cosas interesantes.

Si te estás planteando estudiar Psicología, piénsalo dos veces. Las salidas laborales son muy amplias pero hay poco trabajo porque somos muchos psicólogos. Es la carrera con más paro. Es muy vocacional. Si lo tienes claro hazlo, o si quieres hacerla sólo por aprender. Pero si tu objetivo es trabajar enseguida, tal vez debas replanteártelo.

Espero que os haya gustado esta entrada y mis recomendaciones para estudiar a distancia. Cualquier duda podéis ponerla en los comentarios de aquí o del vídeo. Un abrazo y gracias por leerme!

Irene Vila




Instagram @iirpel

Facebook Blog Cienciadeti

miércoles, 21 de junio de 2017

CÓLICO NEFRÍTICO: segunda parte


Hola a todos!
Os voy a poner al día con el tema de mi salud, porque me estáis preguntando y quiero contaros más en profundidad. Hoy no tenemos un dibujo hecho con mi dedo, sino un collage hecho con la aplicación PicsArt 😂😂😂

El martes fui al urólogo y me dio una mala noticia: mis piedras son demasiado pequeñas para que la máquina de ultrasonidos las reconozca y tendré que expulsarlas de forma natural.

Me quedé en shock. O sea, tengo mínimo 5 piedras, eso quiere decir mínimo 5 horribles partos más. La piedra que expulsé el otro día medía 5 mm y ya casi me muero, pues resulta que tengo otra de 7mm que es la más grande. ¿Cómo narices voy a expulsar eso? A mí me da algo. No quiero ni pensar... ¿En 2017 que estamos no han inventado aún algo para esto? Me parece desesperante...

Me dijo que las piedras no avisan, que cualquier día puedo expulsar otra. Que a partir de ahora si me voy de viaje tendré que llevar medicación para el dolor por si acaso, y saber exactamente dónde están los hospitales. Menudo bajón. En serio, es horrible saber que de repente tienes mil piedras y que puedes ponerte "de parto" en cualquier momento.

Me dijo que lo que vamos a hacer es ir analizando mi orina para ver los posos y los sedimentos que lleva, que seguramente esas sean las sustancias de las que están hechas mis piedras. Y sabiendo esto, podríamos poner una medicación para que las piedras no aumenten de tamaño y no se qué rollos. Me dio un volante para un TAC, el cual nos diría exactamente cuántas tengo y dónde. Y también unos volantes para analizar orina.

Me dijo que bebiera agua, 2 litros seguro, y como máximo dos y medio. 
También me dijo que no tomara cosas derivadas de la leche (leche, yogur, queso...) porque muchas piedras están formadas por calcio.

Me quedé súper chafada. Me acuerdo que estaba con mi madre y ella me miraba con un cara de pena... 
Y estábamos hablando de que justamente yo, soy la que menos calcio toma de la casa! Le dije a mi madre: Si soy la única que se compra leche de avena! Y la única a la que no le van los yogures! Y no como casi queso! Es injusto!

Y ella me dijo que ya, que esas cosas son genéticas y te tocan. Que es como mis abuelos,que la abuela hace dieta anti colesterol y aún así tiene, y mi abuelo come de todo, hasta chorizo y cosas grasas, y aún así nunca le sale nada en los análisis. Es algo genético, nuestro cuerpo tiene tendencia a.
Bueno, y desde el viernes estoy con ciática. Pero ciática fuerte. Sí, esa enfermedad que suena a viejo. Pues la tengo yo ahora! #ViejaYdecrépitaALos25

Resulta que el viernes me empezó a doler muchísimo el glúteo, me acuerdo que le decía a mi familia: madre mía, me noto como si se me hubiera roto el culo, me noto una cuerda dentro de la nalga que me duele y me tira...

Y es que llegaba un punto en que casi no podía andar, iba cojeando, no me podía agachar para coger nada, lavarme la cara o los dientes era un show, porque para agacharme tenía que hacer como las jirafas en la Sabana cuando beben agua, que se espatarran al máximo. 😂😂😂

Y yo pensaba que sería una tontería y que se me pasaría. Pero estuve viernes, sábado, domingo, lunes, martes y hoy ya es miércoles.

El lunes por la noche me puse a llorar de dolor y desesperación. No podía dormir, no encontraba a postura humana en la que no sintiera dolor. Me sentía paralítica y estaba harta ya de estar mal!

Así que el martes por la mañana vino a verme mi amiga Ruth a casa, que es fisio.
Le estuve contando mis síntomas: glúteo dolorido, no puedo hacer casi posturas, ni dormir, ni andar bien, me duele que me muero, no se me va con medicina, y encima de repente tengo pérdidas de orina desde que lo tengo.
Me dice: uuff! Tienes el nervio ciático pinzadísimo!
Y le dije sí, y solo de pasarme la mano por la zona me duele muchísimo, solo con rozar!
Y también le dije: no solo eso, sino que me he levantado súper mareada, me he tenido que tumbar en la ducha porque me mareaba y solo me he podido lavar el cuerpo, el pelo no. Luego en el desayuno también me he tumbado porque no veía nada y me estaba mareando, y así tres veces! Y eso que he desayunado! 

Y el otro día me pude poner a estudiar, pero solo media hora, porque se me durmió la pierna entera a lo bestia, desde el dedo gordo del pie hasta el glúteo! Una locura...

Ella me tumbó en el sofá y me tocó la columna vertebral por la parte de abajo (lumbar) que es de donde sale el nervio ciático. No parecía que el dolor viniera de una vértebra...
Me estuvo tocando el culo, sí jajaja (menos mal que es mi amiga y hay confianza.) Y llegó a la conclusión de que tengo una contractura gigante y dolorosa en el glúteo que me está oprimiendo el nervio ciático y por eso todos esos síntomas.

Además podría ser que la contractura me saliera de todo el esfuerzo de "parir" la piedra. O vete tú a saber de qué, si es que no he hecho grandes cosas estos días porque no puedo....
Me dijo que me iba a pinchar el músculo para descontracturarlo y que me iba a dar un espasmo cada vez que encontrara un músculo.

Imaginaos yo, que ya estaba hiper mareada, ahora con una agujita en el culo que me hacía espasmos en los músculos. O sea... Me sabía la boca a sangre del mareo, no os digo más. Pero yo le decía que siguiera, que como estaba tumbada no pasaba nada si me mareo, y que cuando antes acabemos con la tortura mejor.

Así que nada, unos pinchacitos que impresionaban un poco, luego me masajeó la zona con crema y vi las estrellas ⭐✨✨⭐⭐ de dolor, y luego me puso en pie para caminar.

Me notaba mejor, el dolor había pasado de ser una cuerda que tira a un puñetazo, y me dijo que andara con naturalidad sin cojear y que ahora el músculo está menos hinchado y aprieta menos el ciático.

Pude andar mejor y ella me dijo que intentara moverme, que lo peor es estarse quieto.
Me enseñó unos ejercicios para liberar al ciático, que consisten en sentarse en una mesa, ponerse toda encorvada, levantar la pierna chunga lo máximo, y mover el pie hacia arriba y hacia abajo, a conjunto con la cabeza. No sé, cosas raras de fisios... Esto hay que hacerlo con diez repeticiones y solo dos o tres veces al día.

Le di las gracias por haber venido a verme, y siempre te estaré agradecida Ruth! ❤❤❤ #AmigasQueValenMillones

Y bueno, ya puedo andar mejor, aunque esta noche he dormido fatal y me duele todo... Y al menos ya no me lavo la cara como las jirafas...

Pero es que ya no es sólo eso, me siento súper inútil porque en este estado no avanzo con el tfg ni a tiros, no tengo esperanza de aprobarlo en la recuperación. Me siento súper débil, tengo llagas en la boca y no tengo ganas ni de comer. 

Además mi abuelo Carmelo de repente ha pegado un bajón enorme y estamos preocupados, le vamos a llevar a urgencias ahora. Y le veo fatal, está consumido. Ha pasado ha pesar 52 kg (menos que yo) en poco tiempo, está todo deshidratado... Apenas se puede mover con lo movido que es él, apenas come con lo glotón que es... Bueno, que a veces se nos junta todo a la vez.

Pero bueno! Hay veces que las cosas vienen así y hay que hacerles frente! Hay que vivir, ya no día a día, sino hora a hora! Y no proyectarnos en un futuro que no existe y que muchas veces nos imaginamos como negro y no tiene por qué. De momento ahora voy a desayunar y vestirme para ayudar a mi Abuelo y movilizar a mis hermanos, y si tengo tiempo esta tarde estudiaré, y si no, pues no. ¿Qué voy a hacer?  Afrontar todo esto lo mejor que se pueda! A veces estaremos más animados y a veces estaremos más desanimados.

Os mando un beso gigante para todos, espero que vosotros hayáis tenido una semana fabulosa y llena de buenas noticias y de felicidad plena, rezad por mí y yo por vosotros! 

PD: Esta entrada la escribí un miércoles y al día siguiente mi abuelo ingresó en el hospital y le están haciendo pruebas. Y yo ya puedo andar y estoy mucho mejor y más animada 👏😜 MUCHÍSIMAS GRACIAS a todos los que os habéis preocupado por mí estos días, y me habéis mandado un mensajito o hecho una llamada, de verdad que se agradece!

Irene Vila


(si quieres encargar un cuadro/dibujo personalizado, click aquí)



---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¡Sígueme!


Canal YOUTUBE    Irene Vila


INSTAGRAM: @iirpel


TWITTER: @iirpel


FACEBOOK: Blog Cienciadeti



E-MAIL: irenecienciadeti@hotmail.com










sábado, 17 de junio de 2017

CÓLICO NEFRÍTICO: Mi experiencia





¡Hola a todos! Os escribo este post para que sepáis lo que he estado pasando estos días y por qué no he podido subir vídeo.

Por cierto, espero que os encante el dibujo que acabo de hacer con mi dedo en el móvil desde mi cama😂, simboliza la piedra de mi riñón y esto es lo máximo y mejor que puedo dibujar ahora.

Después de muchos días liada con mi TFG (Trabajo de Fin de Grado, que se hace al final de la carrera y sin el cual no te dan el título), entregué mi trabajo y a los pocos días me pasó algo horrible!

Os cuento. Me levanté por la mañana, como cada día, sobre las 8:30. Estaba normal, me fui al baño y me encontré con mi madre, ella se iba al colegio a trabajar. Era un martes. Estuve hablando con ella mientras me ponía crema corporal. Luego ella se fue, yo me quedé en casa, mi hermano estaba durmiendo y mi hermana trabajaba.

Me fui al salón tan normal, me senté en el sillón a leer mi libro de rezos como una mañana más, y de pronto, de golpe, me vino un dolor muy fuerte en el costado derecho, por detrás.

Me preocupé y llamé a mi hermana, me cogió el teléfono en el trabajo. Le dije que me dolía mucho el costado y me dijo que lo mejor era que llamara al 112.

Y eso hice, y me pusieron en contacto con el médico de mi ambulatorio. Me preguntó dónde me dolía, si al agacharme me dolía... (Él sospechaba que podría ser lumbago por la zona)

Al poco rato me encontraba con mi hermano en un taxi yendo al ambulatorio, estaba cada vez más dolorida y además estaba muy muy mareada, todo el rato con sensación de que en cualquier momento me desmayaba. #toelrrato
Yo le decía a mi hermano: me estoy mareando mucho, cógeme del brazo, te lo aviso por si me desmayo.

En el ambulatorio el médico me observó en la camilla, me subió una pierna y me preguntó si me dolía. Le dije que me dolía igual si me levantaba una pierna que si no. Luego me puse de pie y me dio unos golpes fuertes con el puño en la zona lumbar. Me dijo: ¿te duele?
Y le dije: hombre, eso le duele a cualquiera.
Oía a mi hermano reírse.
Me dio varios golpes en la zona lumbar y la conclusión fue que me dolía esa zona pero no porque fuera un lumbago. Me dijo: tiene toda la pinta de cólico nefrítico. 😱
Me dijo que tendría que beber de 2 a 3 litros de agua al día hasta expulsar la piedra.

Yo solo sabía que cólico nefrítico significa expulsar una piedra del riñón, y que dicen que eso duele más que un parto. Yo estaba muy dolorida en ese momento pero no sabía que aún quedaba lo peor.

Ya en el ambulatorio comenzaron a drogarme. Me pusieron una vía, la primera vez me la pusieron mal y salió un chorro de sangre (no quise mirar) pero mi hermano dice que si llega a estar Rocío allí se habría desmayado (es nuestra hermana, que es muy aprensiva).
A la segunda fue la vencida y empezaron a chutarme analgésicos.

Me tomaron la tensión y la tenía la más alta de toda mi vida (la suelo tener súper bajita en los límites 😂) pues tenía la alta 13 y la baja 8, lo nunca visto en mí. Por no hablar de que tenía las pulsaciones a mil por hora, y me dieron un valium para relajarme. Pero era imposible relajarse.

Yo estaba en la camilla con todo lo que me  estaban poniendo en el gotero, pero el  dolor se empezó a hacer insoportable, me empezaron a pitar los oídos y me quedé medio sorda, estaba muy mareada y allí empezaron los vómitos. Era la primera vez en mi vida que mi cuerpo decidía vomitar porque no podía soportar el dolor. Menos mal que me dieron una bolsa rápidamente y así no montar el show.

Mi hermano me estuvo vigilando mientras me ponían la cosa esa para los vómitos en vena (pimperán o como se escriba 😂) y me ponían mil analgésicos más. Empecé a notarme mejor pero los médicos me decían que me quedara media hora más. Ilusa de mí, me pensaba que ya estaba todo!!!!!!, y aún quedaba la peor parte!!!! Esperamos media hora más y muy mareada, me fui a casa.

En casa volvió el dolor con fuerza. Llamé a mi hermano y me puse a vomitar del dolor varias veces. Sentía un dolor muy fuerte en el costado derecho, pinchazos, movimientos raros, espasmos, era horrible. Estaba todo el rato tan mareada que me pensaba que me caía en cualquier momento.

Nos fuimos en taxi al hospital. Allí pasé el resto del día, el día más largo del mundo y el peor día de mi vida físicamente hablando.

Tenía tanto dolor que no quería ver a nadie, ni hablar con nadie, ni abrir los ojos, si me preguntaban hacía un  movimiento de cabeza para decir sí o no. Estaba toda encorvada y con una expresión en la cara que era un poema.

Me hicieron un análisis de orina, me sentaron en un sillón y ahí empezaron a meterme de todo en vena. Dos antibióticos, varios analgésicos, ahora enantyum, ahora nolotil, ahora paracetamol. Todo eso en un momento, pero el dolor era tan fuerte que nada de eso me hacía nada, yo me retorcía en el sillón y decía: me duele mucho...
No tenía fuerzas para gritar ni llorar aunque en mi cabeza sí lo hacía.

Al cabo de un rato me pusieron enantyum en vena y me dolía la mano donde llevaba la vía. Se lo dije a la enfermera e hizo tres pruebas. Consistían en parar el gotero y volverlo a activar. Llegamos a la conclusión de que me dolía la mano cuando el enantyum pasaba, y la enfermera temía que yo fuera alérgica. Pero no era eso, resulta que otra enfermera me dijo lo que pasaba: Que resulta que como te estamos poniendo tanta cosa, se te habrá irritado la vena por dentro.
¿Hola? Socorro. Solo me faltaba una vena irritada, la vena que me daba la salvación de los analgésicos.

Tocó el turno de hacerme una ecografía. En ese momento yo estaba muy mal y eran los peores momentos. El chico me atendió, y ya sabéis, te ponen una crema transparente fría y pegajosa por el vientre y con un monitor te miran por dentro.

Tenía la zona tan inflamada y estaba tan delicada que cuando el chico me pasaba el artefacto por la barriga  yo me moría de dolor y le decía: me duele mucho...
Y él me decía: ya, es que tengo que apretar un poco para que se vea en el monitor...
Yo aguanté lo que pude pero al final el dolor era tan fuerte que me incorporé y me puse a vomitar del dolor.
El chico de la ecografía me ayudó y me dijo que no pasaba nada, que nos tomaríamos el tiempo que hiciera falta. La verdad es que en todo momento fueron muy amables conmigo y lo agradezco mucho. Cuando dejé de vomitar me volví a tumbar para seguir con la eco. El chico me decía que creía que ya había visto la piedra.

Me dijo: tengo una buena noticia y una mala: la buena es que ya he visto la piedra, es de 5mm y la tienes ya en la zona de la vejiga, por lo tanto está en la recta final, ¡lo peor ya ha pasado! La mala noticia es que te estoy viendo por lo menos 3 piedras más en el riñón derecho y por lo menos 2 en el izquierdo. ¿Bebes poca agua? Tienes tendencia a acumular piedras ahí, te tendrá que ver el urólogo y puede que te cambie la dieta, el agua...
Yo quería llorar pero no tenía fuerzas. Le dije: yo no puedo volver a pasar por esto otra vez.
Me dijo: hay una técnica en la que destruyen las piedras con ultrasonidos para convertirlas en arenilla y que así sea menos doloroso el proceso...

Esa noticia de las piedras me la tomé muy mal. Los médicos me hacían bromas diciéndome que así ahorraría dinero en materiales de construcción. Pero yo quería llorar. Solo de pensar en expulsar otra piedra me moría. Había sido horrible. Le dije a mi familia que si esto era parir, no quería tener hijos. Mi madre me dijo que para eso está la epidural.

Volvió un dolor extrafuerte mientras estaba otra vez en el sillón y la enfermera me preguntó: ¿Cuánto te duele?
Y yo le dije: muchísimo...
Me preguntó: ¿10?
Y le dije que sí... Me estaba retorciendo de dolor pese a todos los analgésicos que llevaba en vena y al final decidieron ponerme un mórfico.

Bendita morfina, fue el momento más feliz del día. Me quedé absolutamente drogada y medio dormida, de repente no sentía dolor y de repente soñaba cosas bonitas. Se me cerraban los ojos del sueño, tenía una sensación placentera y maravillosa. Hacía pequeñas siestas de algunos minutos. (O eso me creía yo). A veces me descubría durmiendo con la boca abierta, así que la cerraba, pero me volvía a dormir en el sillón.
Oía a las enfermeras decir: madre mía la chica esta se ha quedado...

ROQUE, enfermeras, esa es la palabra que buscábais. Estaba en el limbo de la felicidad donde no se siente dolor ni tristeza, era muy feliz jajajajaja

Me acuerdo que en la carrera de Psicología estudié los efectos de la morfina, y estudiamos que era altamente adictiva porque quitaba el dolor y además dejaba una sensación maravillosa. Ahora entiendo todo.

Pues eso, que yo me creía que hacía pequeñas siestas y de repente me vienen con los resultados de un análisis de sangre. ¿hola? ¿ en qué momento me he hecho un análisis de sangre yo?????
Estaba tan dormida que no me había enterado de que me habían hecho un análisis de sangre? Yo! Que tengo un sueño ultraligero y me despierto con una mosca! Yo! Pues eso, hasta tal punto estaba drogada. Me recuerdo mirando el reloj, y veía pasar las horas... Las cinco de la tarde... Las seis...  Fue un día eterno.

Se hizo más tarde y me noté un pinchado en la zona pis. Dije: ¡Uy!
Y las enfermeras me preguntaron qué me pasaba. Les dije que me iba al baño a hacer pis para ver si expulsaba la piedra. No tenía colador para hacerlo, no noté que saliera nada, y luego miré el agua del wc y no vi nada raro... Nunca sabré si la expulsé en ese momento o no... Supongo que sí porque desde ese momento no tuve dolores tan enormes.

Cuando llegamos a casa eran las once de la noche, yo estaba drogada y feliz.
Íbamos a hacer la maleta en casa para que me ingresaran en el hospital como habían dicho los médicos, pero cambiamos el plan porque una amiga de mi madre (que ha sufrido 6 cólicos nefríticos) me recomendó una bañera de agua muy caliente y beber agua como una loca.

Y a eso dediqué un buen rato: agua muy caliente y beber beber beber.

Me recuerdo en la bañera grabando audios a la gente, tenía mil mensajes de WhatsApp porque mis amigos estaban preocupados por mí. Les decía lo mal que lo había pasado y me decían que ojalá nunca tengan que expulsar una piedra. Intenté responder a todos, igual se me olvidó alguno, pero de todas formas, gracias a todos los que os preocupasteis por mí ❤

Después de la bañera, en casa vivíamos con el miedo de que el dolor volviera y hubiera que ir pitando al hospi.

Esa noche la pasé bien. El miércoles también y el jueves también.

Me habían mandado tomarme nolotil cada tantas horas pero el jueves no hizo falta porque no sentía dolor.

Pero el viernes tuve que volver al hospital con mi hermana porque tenía dolor en los riñones. Me hicieron análisis de orina para descartar infección ( a veces sucede, porque las piedras son pinchosas y raspan la zona provocando infecciones)

No tenía infección de orina, así que decidieron pincharme enantyum para el dolor, y me dijeron que cualquier día de estos expulsaría otra de las 5 piedras que llevaba encima. Y yo acojonada, claro. ¿Así una cómo va a vivir tranquila?

Me pincharon enantyum en el culo y fue peor el remedio que la enfermedad: culo ultradolorido que no podía ni andar. ¿Hola? Casi que prefería esas pequeñas molestias en el riñón que sentirme mareada del dolor de culo. No sé cómo me pinchó, pero al día siguiente no solo me dolía, sino que en el otro lado del culo, la otra nalga, tenía un dolor horrible también y no andaba bien, y me daba tirones con ciertas posturas. Yo no sé esto qué es. ¿Efectos secundarios de todo lo que me pusieron?

El martes siguiente tengo cita con el urólogo. Y deseo que llegue ya el día.

Desde aquel horrible día de mi "parto" pero sin hijo, estoy MUY concienciada con beber agua. Y también con medir el agua que bebo. Me mido el agua con una botella de 2 litros, para asegurarme de que tomo la cantidad que me ha dicho el médico. Y ahora estoy bebiendo un poco más de dos litros.

Haced lo mismo, por favor! Que no os pase como a mí! Ha sido horroroso!

Encima me acaban de salir llagas en la boca... No tengo ganas de comer ni de dormir.

Tenía pensados unos vídeos, el premio del sorteo lo estaba haciendo ya... Os iba a hacer vídeo también de esta experiencia... Pero no puedo, estoy en la cama dolorida. No tengo ganas de nada absolutamente... No me encuentro bien y solo quiero encontrarme bien y hacer vida normal como antes... Rezad por mí por fi...🙏🏻


Además se me ha juntado con que tengo que presentar mi TFG de nuevo porque tengo que corregir mil cosas, y además tengo un alumno que necesita de mis clases de inglés pero de forma intensiva y encima el lunes empezó mi curso de psicogerontología y yo K.O.,  y entre que me encuentro mal, el agobio del TFG, las clases, el calorazo que hace, el curso de psicogerontología y otros asuntos personales que no vienen al caso, os lo digo: estoy MUY agobiada y hasta que pase un poco todo esto tendré el canal aparcado... Siento las molestias, os escribo esto desde mi cama de enfermita.

 Echo de menos encontrarme bien y haceros vídeos y reírnos juntos 😊 Echo de menos muchas cosas. Quiero ir a la playa, tomarme un helado, poder caminar normal, hacer ejercicio, tener ganas de comer y de hacer cosas...

Así que, de una forma o de otra, me vienen a la mente las personas que están enfermas ahora mismo, y los que están peor que yo. Pobrecitos, tenemos que rezar mucho por ellos porque parece que cuando te quitan la salud se va todo al garete.

Nos leemos pronto! os echa de menos,


Irene Vila

(si quieres encargar un cuadro/dibujo personalizado, click aquí)



---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¡Sígueme!


Canal YOUTUBE    Irene Vila


INSTAGRAM: @iirpel


TWITTER: @iirpel


FACEBOOK: Blog Cienciadeti



E-MAIL: irenecienciadeti@hotmail.com












miércoles, 7 de junio de 2017

Dos favoritísimos: Labiales Sierra Bees de iherb y cepillo para cabello de Tiger




Como siempre os estoy hablando de estas maravillas, qué menos que dedicarles un post :)

Estos cacaos son de la marca Sierra Bees, y son los mejores que he probado. 

Son 100% naturales, con ingredientes orgánicos (ni vaselinas, ni petróleos, ni colorantes, ni gluten, sin crueldad animal).
En su composición llevan aceite de oliva virgen extra, cera de abeja, aceite de jojoba, manteca de karité...

Los podéis conseguir en iherb por precios de 3 a 5 euros (van variando según ofertas).

Aquí os dejo un link para que podáis cotillear todas las cositas de esta marca, incluyendo los mil tipos de cacaos:




Los tenéis en packs de 4 y de 8. Mi súper favorito  ♥ es el pack de 4 en el tono "Mauve", deja un ligero tono rosado, es más ligero, hidrata sin agobiar y se va del labio sin dejar rebordes y sin dejar una sensación extraña. Huele dulce, no sabría decir, algo tipo chuche, pero muy sutil. Es el pack de color rosa de las fotos.


¿Que por qué me encanta? Porque ha sido la salvación para mis labios. Desde hace años me hidrato los labios antes de irme a dormir, y también de vez en cuando durante el día. Tengo los labios secos, y enseguida que me sale alguna pielecita me la arranco y a veces hasta me hago sangre y heridas! #EstoNoPuedeSer

Eso me ha llevado a buscar bálsamos muy hidratantes! Pero ya sabéis que las vaselinas y cacaos son derivados del petróleo, que humectan el labio y le dan mejor aspecto por un momento, pero no tienen capacidad de cicatrización.



Estos cacaos no llevan petróleo ni derivados, sino que llevan ingredientes naturales que ayudan a cricatrizar de forma natural las heridas y a humectar de forma duradera el labio.
Poco a poco, nuestros labios se van curando de forma definitiva.



Además, no producen ese efecto "adicción" de las vaselinas convencionales, que como éstas no curan y solo humectan, necesitas estar poniéndotelas constantemente en el labio para que estén suaves, y cuando se van del labio, está exactamente igual. Los cacaos de iherb curan definitiva y progresivamente los labios, y así, cuando se nos va yendo el labial, nos notamos el labio mejor, más cicatrizado, más hidratado... Hasta el punto de que no tenía que ponerme cacaos ni nada en el labio porque lo tenía perfecto! ¡Yo, que era adicta a ponerme vaselinas! ¡Yo, con los labios sin nada día y noche de lo bien que estaban! #LoNuncaVistoSeñores



Por lo tanto, no puedo dejar de recomendarlos. Los de color amarillo son de miel y huelen muchísimo a miel, son más espesos y aguantan mucho en el labio. No me han gustado tanto como los rosas, que son más ligeros, dan un toque suavísimo de color, y me dejan el labio súper confortable! Tengo uno en el bolso, otro en la mesita de noche... #EstánPorTodasPartes #SonOmnipresentes


Y ahora otra joya low cost que he descubierto recientemente y que me ha parecido genial!



Se trata de este cepillo anti-tirones de la marca Tiger. Está inspirado en el famoso tangle teezer (que cuesta 20 eurazos), pero en una versión económica. Este cepillo tiene un sistema de cerdas, unas más altas que otras, para reducir así el tironcito que nos da al peinar y que tan perjudicial es para nuestros folículos capilares.

La diferencia es que este cepillo tiene un precio de 3 EUROS! Y va fenomenal, mejor aún que el otro de Michel Mercier que vale 10 euros. Me gusta más que el de Michel porque el de Michel si lo mojas en la ducha, se mete agua DENTRO del cepillo y con el de Tiger no pasa eso!

Además tiene una forma muy anatómica, se adapta a la mano y es súper cómodo de usar, y encima sus cerdas son más largas que las de los otros cepillos y así puedo llegar mejor a todas las capas de pelo.


Me parece que tiene un diseño bonito, es fácil de limpiar, no se rompe con facilidad... Estaba en otros colores, pero me decidí por el azul porque me gustaba más. 3 euros chicas! Este cepillo ha desbancado totalmente al de Michel Mercier y ha sido un descubrimiento total :)

¡Espero que os hayan gustado mis dos favoritos de esta temporada! Nos leemos pronto!


Irene Vila

(si quieres encargar un cuadro/dibujo personalizado, click aquí)



---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¡Sígueme!


Canal YOUTUBE    Irene Vila


INSTAGRAM: @iirpel


TWITTER: @iirpel


FACEBOOK: Blog Cienciadeti



E-MAIL: irenecienciadeti@hotmail.com