viernes, 21 de octubre de 2016

Restaurantes mediocres vs Restaurantes para repetir



¡Hola! Este tiempo mi madre y yo hemos comido juntas en un par de restaurantes italianos, uno de ellos muy bueno y otro no tan bueno.

¿Qué diferencia un buen restaurante, de los repetir, de uno al que no volverías? Para nosotras está claro. ¡Os lo cuento todo!

El primer restaurante era un italiano, que ahora mismo no recuerdo el nombre concreto, pero en cuanto lo tenga actualizo este post. 

Nosotras queríamos compartir un menú las dos o pedir un medio menú porque luego ambas trabajábamos y no es muy agradable ir a trabajar con toda la modorra de una comilona (y las raciones de los menús suelen ser grandes). 

Pero resulta que tuvimos que pedirnos cada una un menú, porque la camarera nos dijo que no podíamos pedir medio menú, y EL DUEÑO del restaurante nos dijo un triste y seco "NO", a la petición de compartir un menú. 

No nos pareció correcto, porque de cara al cliente quedas de tacaño, y que si un cliente quiere pedir un menú para compartir hay que respetarlo, o si quiere pedir medio también. Hay gente que come más y gente que come menos...

Cada menú costaba 9 euros, incluía primero, segundo y agua. NO incluía postre, otro fallo.

De primero, nos pedimos estas ensaladas:



Y, no sé qué pensáis, pero comparados con otros sitios nos parecieron un poco pobres. Eso sí, bien presentadas. Pero bueno, al menos la mía estaba rica.



Y también tengo que añadir que el sitio era bonito, agradable, limpio, y nos pusieron olivas y papas de entrantes.


De segundo nos pedimos unas pizzas. La camarera, que nos vio con cara de que no queríamos comer mucho, nos dijo que no nos preocupáramos, que las pizzas eran pequeñitas. ¿Pequeñitas? ¿En serio esto os parece pequeño? Eran unos platos enormes! No eran platos tamaño estándar de cocina,vamos. Y eso que en foto todo parece más pequeño... No me molesta que las pizzas sean grandes (eso está genial). Lo que me molesta es que le mientas a un cliente diciéndole que le van a traer una pizza pequeña con tal de que pida dos menús...



Una era de anchoas y alcaparras, y la otra de bacon, manzana y nueces. 
Suenan súper bien esos ingredientes, o al menos para nosotras, pero el queso era duro y costaba masticarlo, era tipo "chicloso", el tomate de la de anchoas no era para tirar cohetes, y bueno, la pizza de bacon, no sé si veis que tiene cuatro tristes trozos de bacon, y creo que le pusieron media nuez molida porque ni se ve.

Lo que sí me gustó fue la masa, era fina y firme, aunque sin mucho sabor. Pero desde luego no era de esas pizzas que pruebas y estás todo el rato diciendo: ¡mMmmmmm! ¡ME ENCANTA!

No, no fue así la verdad...

Tardaron tanto en servirnos que mi madre se tuvo que ir dejándose media pizza sin tocar, (¿no tienen en cuenta que mucha gente tiene que ir luego a trabajar?) así que decidí irme yo también, acercarme a la barra a pagar y llevarme las dos medias pizzas en una caja para casa, porque no me parece correcto tirar tanta comida, y pensé que igual en casa a alguien le gustaría comer pizza. Y como el menú no incluía postre, pues no tenía nada más interesante que hacer allí sola.

Además la bebida fue muy pobre, nos pusieron botellas pequeñitas de agua. Y es verdad que en muchos sitios lo hacen así, pero hemos ido a otros sitios que nos gustan más porque te ponen una buena botella de agua. A nosotras nos gusta mucho un buen trago de agua a nuestro lado en la comida, y no tener que estar midiendo cada sorbo que bebes "por si se te acaba el agua".

¿Repetiremos? Por supuesto que no. Por 10 euros hay menús MARAVILLOSOS en otros sitios más generosos.

-----------------------------------------------
Ahora os voy a hablar de un restaurante italiano que nos encanta y que hemos repetido mil veces, y mil veces más que vamos a repetir. Se llama Toscana y es maravilloso.

Está en zona Mercado de Abastos, Valencia. Tienen carta, menú para grupos, menú casi todos los días de la semana, y cositas interesantes.

Les preguntamos por compartir el menú de 14 euros, porque sabemos que las raciones son hermosas y tampoco quisimos salir rodando. Y tampoco nos gusta tirar comida innecesariamente. No nos pusieron ninguna pega, les pareció correcto y todo con una sonrisa, (como tiene que ser, os estamos pagando! y queremos compartir un menú, no es un sacrilegio! gracias Toscana por esa amabilidad!)

Y pedazo de menú... Estábamos todo el rato alabando la comida. Atención al primer plato: queso provolone fundido con trocitos de bacon, cebolla caramelizada, y pan tostadito para untar. Alucinante sabor, y original.


De segundo pedimos la famosa "pizza Toscana", que lleva un queso que se deshace en la boca de lo bueno que está, y debajo del queso, lleva GENEROSAMENTE jamón cocido y jamón serrano, huevo en el centro, y esa perfecta masa fina pero con mucho sabor!


De bebida, nos pusieron GENEROSA agua, nada de racanismos, y un pedazo de postre de galletas oreo con crema, que no tengo foto (se me olvidó), pero era algo parecido a esto: (foto sacada de las delicias de http://www.mysweetcarrotcake.com/2011/03/vasito-de-oreo-brownie-y-nata.html )


Es decir, un postre en vaso hecho con crema, oreo, nata, y cositas así. Acabamos ambas saciadas pero sin reventar, como tiene que ser, y salimos cada a una a 7 euros, que nos parece un precio muy bueno por comer estas delicias. 

Y estos son los pequeños detalles que hacen que vuelvas o no a un restaurante, o eso pensamos nosotras. 







Irene Vila


(si quieres encargar un cuadro/dibujo personalizado, click aquí)



---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¡Sígueme!


Canal YOUTUBE    Irene Vila


INSTAGRAM: @iirpel


TWITTER: @iirpel


FACEBOOK: Blog Cienciadeti


E-MAIL: irenecienciadeti@hotmail.com









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No te olvides de comentar lo que quieras, ¡te escucho! ;)